Lamerse el codo

Lamerse el codo es un blog que escribe Angel Luis por que quiero y como me da la gana dependiendo de mi estado de animo, mi inspiración y mis inquietudes, sobre lo que en cada momento me apasiona:Actualidad. Curiosidades. Cine de ciencia ficción. Frikismo. Geek. Retro

Hoy hace un año


Parece que fue ayer, pero fue hace justamente un año. Yo regresaba de mi pueblo a Guadalajara cuando escuche la noticia en el auto radio. Al momento me dio un vuelco el corazón, tuve la certeza que el reten accidentado era el de mi pueblo.

Las noticias eran contradictorias, pero estaba claro que había muertos.

Hacia algunas horas había estado tomando una cerveza con Santi y me dijo con cierta pena. Ahora tenia que estar trabajando en el incendio de Riva de Saelices que comenzó ayer pero como libraba se ha ido el reten y yo me he quedado, debe ser un fuego importante y no se lo que tardaran en regresar. En ese momento no sabíamos ni el ni yo que esa suerte de correturnos le iba a salvar la vida y que sus compañeros no regresarían jamas del monte maldito.

Las horas fueron pasando y los peores augurios confirmándose. Los muertos habían sido 11 todos miembros del reten contra incendios forestales de Cogolludo el reten completo menos uno que salvo la vida milagrosamente al guarecerse bajo el camión cisterna que conducia.

Poco a poco se fueron conociendo los nombres yo savia que Santi no estaba entre ellos, y de los nombres que facilitaron solo conocía a dos. El resto venían a trabajar al reten desde pueblos cercanos y casual mente vecinos de Cogollado no había ninguno ese día al igual que Santi libraban.

Todo el mundo se intereso por los acontecimientos yo recibí llamadas de todos mis amigos y conocidos, gentes que de distintas partes de España habían conocido la fatal noticia y me llamaron para interesarse por los acontecimientos. La verdad fue un golpe muy fuerte y todo el mundo colaboro, pero ya nada se podía hacer ya todo era tarde.


Yo conocía a Rodenas, un hombre de unos 45 años que llego al pueblo pidiendo, no tenia nada y pedía, principalmente trabajo, el hombre con su esfuerzo y su trabajo fue estableciéndose y ganándose la vida y el aprecio de la gente del pueblo. Era un tipo curioso, para empezar se parecía a Torrente, pero era solo apariencia física personalmente era un tipo agradable y educado de fácil y amena conversación y muy puesto en temas de actualidad hubiera pasado casi desapercibido si no fuera por su fisico.

La vida le havia tratado mal casado y luego divorciado a penas tenia relación con su familia que provenían no se si de Sonseca o Socuellamos, pero había encontrado en Cogolludo su nuevo hogar estaba contento y había logrado rehacer su vida, de hecho llevaría mas de 8 años entre nosotros trabajando en distintas ocupaciones y últimamente casi todo el tiempo y muy contento en los montes, vamos que era considerado como uno mas en el pueblo.

El caso de Alberto es distinto, Casado y con dos hijos, natural de Arbancon había heredado de su padre el trabajo de guarda forestal. Era casi de mi quinta habíamos estudiado juntos en el colegio en la antigua EGB y aunque a penas teníamos relación si nos conocíamos.

Recuerdo aquel día de Septiembre cuando por una imprudencia mía casi prendo fuego al monte, intente apagarlo yo solo y al ver que no podía solicite ayuda, rápidamente llego el con un pequeño camioncillo auto bomba y entre unos cuantos logramos sofocar el incendio,<<>>, antes de que enganchara los pinos, se quemo algo de rastrojo y monte bajo nada para lo que podía haber sido, yo lo pase muy mal estaba muy nervioso y el me tranquilizo y hasta posteriormente me perdono la multa que me querían imponer(Eran otos tiempos). Un tío súper responsable y muy conocedor desde pequeño de su trabajo. Me quedo con la escena en el día de su funeral en Arbancon, su padre guarda como el y jubilado muy amigo de mi abuelo y que en otra ocasión y otro fuego luchamos los tres contra las llamas que querían llevarse unas colmenas, las abejas no ardieron pero el fuego arraso todo el monte.

Pues allí estaba su padre, todo el mundo se acercaba para darle el pésame, hasta que un momento se quedo solo muy cerca de mi, no sabia que decir solo abrí la boca y de muy dentro me salio “Lo siento”. Y su contestación con una serenidad increíble fue.”Ya lo se si no, no estarías aquí” .

Yo que también trabaje en los montes y también fui miembro de los retenes en los meses de verano cuando estudiaba para sacarme unas pelillas, conozco lo fácil que es prender un fuego y lo difícil que es apagarlo y lo fácil que puede ser perder la vida en el intento.

Nunca olvidare, con 18 años, aquella vez trabajando en los fuegos cuando bajamos otros dos y yo a intentar apagar un incendio que comenzaba arder en un valle, lo que al principio era un poco de pajillas ardiendo, rápidamente por la acción del viento y del demonio empieza a convertirse en llamas mas altas, arden matorrales mas grandes y frondosos y en cuestión de segundos nos vemos rodeados por las llamas, uno de los que iba con migo grita ¡VAMONOS! Y salimos los tres pitando por el único sitio que todavía estaba sin arder, en la huida yo que iba el ultimo tropiezo con una piedra y me caigo al suelo, no me puedo levantar, los nervios y la fatiga no me dejan, me veo acorralado, en ese momento vuelve sobre sus pasos Marcelino me agarra por el cuello de la camisa y me saca en vilo fuera del peligro. Marcelino un drogadicto que no le querían en ningún sitio yo le estaré profundamente agradecido toda mi vida ese día fue mi ángel de la guarda.

Las 11 victimas del incendio de la Riva no tuvieron ningún Marcelino, no tuvieron ningún ángel de la guarda que les amparara, todo se podía haber evitado pero las cosas ocurren. Ahora se suceden los actos conmemorativos de homenaje, los funerales y los políticos utilizan los acontecimientos como armas electorales sin darse cuenta de que hay vidas humanas y todo el mundo intenta sacar tajada. Pero lo cierto y verdadero es que como aquella poesía de Gustavo Adolfo Bécquer “esos no volverán”


5 comentarios:

Ros dijo...

No encuentro palabras que expresen mejor y de manera más bonita lo que fue... lo siento por los que conocías...

TERREMOTO dijo...

Yo tampoco encuentro què decir, simplemente, lo siento y pedir que nos conciencemos de que hay que ser màs cuidadosos y precavidos, para poder evitar en lo posible desgracias y pèrdidas como èsta.
Besitos y ànimo.

eleanor dijo...

sinceramente muy conmovedor lo que cuentas, aqui no tenia idea que hubiera sucedido eso, pero lo lamento muchisimo, sobre todo por aquellos que conocias. Aqui tambien tenemos probelmas con los incendios forestales, y para peores, son intensionales y hasta politicamente intensioneles!
un abrazo grande

Carmen dijo...

Me da rabia que no se le dé importancia, tan sólo para la foto de turno, es demencial, ey que lo siento mucho, bueno espero que al menos intenten repoblar.

Carmen dijo...

Me uno al dolor de las familias y de los amigos y conocidos de los fallecidos. Esos héroes no estarán entre nosotros físicamente, pero estarán en nuestro recuerdo por siempre. Ojala que la entrega de sus vidas por una causa tan noble como es la de intentar preservar el bosque de una manera altruista, sirva para que los desalmados que prenden fuego deliveradamente, piensen que el bosque quizás al cabo de 25 años vuelva a semejarse al que se ha quemado pero las vidas humanas no se pueden repoblar jamás.
Un abrazo muy fuerte

RSS
feedburner

Unión de Bloggers Hispanos