Lamerse el codo

Lamerse el codo es un blog que escribe Angel Luis por que quiero y como me da la gana dependiendo de mi estado de animo, mi inspiración y mis inquietudes, sobre lo que en cada momento me apasiona:Actualidad. Curiosidades. Cine de ciencia ficción. Frikismo. Geek. Retro

Dia de reyes

La noche de reyes es para mi la mas bonita de toda la navidad. No se si tal vez sea por que con este día se pone fin a un periodo de tiempo en el que hay que estar alegre por web y divertirse por decreto o sencillamente por que en este día se puede encontrar el verdadero espíritu navideño reflejado en los inocentes ojos de ilusión de los niños (aunque les estemos inculcando el espíritu consumista y materialista).
Por eso, por que es día de reyes voy a contar dos historia que viví en primera persona y que llegada esta fecha no hay año que no recuerde y que me reproduzcan sentimientos contradictorios.


De como y por que me entere del misterio de los reyes magos.

No hace muchos años cuando era mas pequeñito y todavía guardaba en mi corazón la ilusión de los reyes magos.
En mi pueblo es costumbre como en casi todos los pueblos de España salir a la calle a esperar a los reyes, en esa época todavía venían en mi pueblo a lomos de mulas y los pajes subidos en burros pero igual que ahora, espléndidamente vestidos y deslumbrantes con sus coronas y capas. Hasta aquí mas o menos como en todos los sitios, pero es costumbre (que todavía perdura en mi pueblo y en algunos cercanos) que sus majestades después de ser recibidos en la plaza pasan al salón del ayuntamiento y allí personalmente entregan los regalos a los niños. Baltasar dice unas palabras que son traducidas por el alcalde y acto seguido desciende del escenario para sentarse en un trono donde uno por uno los niños previa llamada por su nombre van acercándose al rey para recibir su regalo o regalos acompañados de un beso. Bueno pues yo con alrededor de seis años (casi no me acuerdo la mayoría de lo que cuento son referencias de mis padres) recibí de la mano de Baltasar un Exin Castillos de los pequeños y una caja de Clic de Famobil y recuerdo perfectamente como si fuera ahora como a mi vecino le regalaban una peazo de caja que no podía con ella y tuvieron que ir pasándola por encima de las cabezas de los allí presentes hasta sacarla a la calle. La caja contenía un estupendo coche de pedales de dos plazas y con cabina. No podía dar crédito a lo que veía ¿como era posible que a mi me trajeran cuatro muñecos y una casa que encima tenia que construirla yo y a mi vecino un cochazo que se podía meter dentro el y su novia? Bueno pues esa noche no me consoló ni el camión gigante que encontré al entrar en casa y que los reyes no pudieron guardar hasta la mañana siguiente. En vista de la situación y del cariz que tomaba el tema y como ya tenia una edad, mi padre me tuvo que desvelar el secreto de la transmutación de los reyes y de que por el echo de nacer en uno u otro lado los reyes se acuerdan mas de unos niños que de otros, y me quiso dar a entender que era afortunado por que si bien es cierto que hay niños que reciben mejores regalos que yo, hay otros muchos que no tienen nada. Yo de eso no me acuerdo solo me queda en mi cerebro la imagen de ese peazo de coche pasando por las cabezas de la gente.


De como
los reyes magos hacen infelices a los niños.

Algunos años después y de esto si me acuerdo perfectamente, no se los años que tendría pero estaba estudiando y pasaba las navidades en el pueblo. La rutina de los reyes era como he contado anterior mente con la salvedad de que ya no venían en mulas sino a lomos de una carroza espléndidamente engalanada y tirada por un Massey Ferguson. Por lo demás todo idéntico. Bueno pues ese año al final del acto, cuando todos los niños habían recibido su-s regalo-s yo como muchos adultos habíamos presenciado el evento y al salir en la puerta estaba Belen.
Para que la conozcáis Belen era (Y digo era por que no se que sera de esa familia pero supongo que seguirán siendo) la pequeña con unos 5 o 6 años de una familia de seis hermanos en la que el padre era pastor y no es que sea una profesión ni mejor ni peor que cualquier otra, que el se ganaba la vida y tenia su sueldo como muchos, lo que ocurre es que la familia no tenia ni orden, ni administración, ni arreglo de casa, la madre debía sufrir algún leve trastorno mental, alguno de los hijos también, el padre a veces bebía demasiado y los chicos siempre andaban sucios, no iban a la escuela... Bueno seguro que conocéis algún caso parecido.
Pues allí en un rincón a la salida del ayuntamiento estaba Belen ella sola (Sus padres sabe dios donde estarían) con el moco colgando y los ojillos bañados en lagrimas. Los reyes habían pasado por su pueblo y a ella no la habían traído nada, nada, ni una muñeca, ni una pelota, ni un lapicero, NADA, na-da, Nada
Esa imagen no se me va de la cabeza y todos los años llegada esta fecha me viene a la mente. No me consuela el echo de que personas adultas y con mas recursos que yo se quedaran impasibles, por que todos la vimos, me jode que yo no hiciera nada, que no buscara a la dueña de la única tienda del pueblo y gastara todos mis ahorros en comprarla el mejor regalo que tuviera en el establecimiento, me jode el que no fuera a casa y la llevara cualquier cosa que la pudiera gustar, me jode no haberle pegado una hostia al alcalde y haberle quitado uno de los muchos regalos de su hijo, me jode el que halla niños como Belen que hoy no tengan nada y que yo no mueva un dedo.

Hay costumbres muy crueles.

Por lo menos los reyes magos estarán mas descansados ya que no tienen que visitar a niños musulmanes, ni judíos, ni budistas, ni del tercer mundo, ni pobres,...

6 comentarios:

TERREMOTO_61 dijo...

Ainssssssss, m ehas dejao con la lagrimilla toa chorreà, què bonito poniosssssssss y hay que ver què egoistas somos a veces, pidiendo pidiendo y sin darnos cuenta, que hay gente que por tener, no tiene ni un chusco de pan para llevàrselo a la boca.

Miel corazòn, lo hecho hecho està, no lo hiciste y punto, no puedes dar marcha atràs, pero quièn sabe si alguna vez aparece una Belèn o un Pepito por ahì y los llenas de regalos, o les das algo que te sobre. Siempre estamos a tiempo de aprender y rectificar.

Què dulce ers joìo, el nick te viene que ni pintao.

Besitos rey.....

Chasky dijo...

Joder con la segunta historia, la verdad es que te hace pensar y me reafirmo más en mi teoría de que ningún rey es bueno.

Anónimo dijo...

yo me enteré de lo de los reyes en el cole, un niño nos lo dijo y cuando se lo pregunté a mi madre nada de lo que me decía me convencía, tenía 7 u 8 años. Yo nunk me plantee porque a mi me trían una cosa y a otros otras mejores, me conformaba, los reyes no podían traer a todo el mundo cosas buenas, eso es lo q me decía mi madre y yo me quedaba feliz xDD
Entiendo tu sensación de impotencia en la segunda historia, pero esto pasa durante todas las fechas del año. Antes de nochebuena salió una noticia de la gente que no se zampaba medio supermercado en la cena del día 24, salió una mujer que tenía una paga de ciento y pico euros o algo así, una barbaridad, y que tenía que comprar un pollo y repartirlo para todas las fiestas...
Yo antes de reyes, lo que hago es donar algún juguete que otro en las campañas que se hacen de recogida. Es una manera de hacer algo, porque es muy dificil cambiar el mundo, pero a poco a poco, poniendo todos nuestro granito...

Ana dijo...

Espero que lo hayas pasado muy bien estas navidades... Y que los "Reyes", te hayan traído muuuuchas cosas...., porque no dudo que hayas sido un niño bueno... ;-).... Y no olvides que hay niños que no tienen nada....

Personalmente, me alegro que por fin hayan terminado las fiestas...

Un besito!!!

Sacri dijo...

Con el paso del tiempo y de los errores aprendemos. Tú, entonces no pudiste hacer nada,como muchos de nosotros, por eso ahora tenemos de evitar que esas cosas sigan pasando, aunque siempre ha habido injusticias y las habrá, donde hay dinero, no hay corazón.
Yo, hasta hace un año, he vivido la noche de Reyes con ilusión, sabiendo de antemano, ya hace bastante, quienes son, pero siempre tenia esa esperanza, en el fondo de mi corazón sentia que eran de verdad, que por mi barrio eran personas disfrazadas, pero que en el mundo entero habia el Rey, que no consentiria más esas injusticias, pero este año, no he sentido nada de eso. Este año tengo el corazón mas triste que nunca.
Esperemos que la vida tome otro curso y al final podamos celebrar todos por igual LAS FIESTAS DE NAVIDAD.

Un beso

Anónimo dijo...

los reyes magos son... ilusion y ganas de sorprenderse, de pasarlo bien, son magia, y aunque aun quede poca por el mundo, pienso que no hay que dejar que dasaparezca

RSS
feedburner

Unión de Bloggers Hispanos